AJUSTES DE LOS QUEMADORES

Los quemadores industriales utilizan las cantidades necesarias de aire y gas para poder llevar a cabo la combustión. Entre sus funciones, se encuentra el mezclar aire y gas en la proporción adecuada, así como mantenerla constante. También permite la regulación de la cantidad de aire de gas, conserva la estabilidad de la llama, suministra las dimensiones correspondientes para la misma dependiendo del lugar donde se realiza la combustión. Además, otorga un poder de radiación a la llama según la cantidad de calor o carga térmica.

Por eso, el ajuste de los quemadores es clave para una combustión óptima y, de esta manera, evitar la generación excesiva de contaminación. En caso contrario, si ocurriese un desajuste. podría generar problemas en los procesos, como pueden ser una mala calidad del producto, un consumo de gas superior o pérdida de aislamiento. 

Para prevenir estos desajustes es importante prestar atención a los siguientes problemas que puedan surgir en los quemadores:

FLAMAS DISTORSIONADAS

Hay que fijarse en la forma que tiene la flama y las condiciones del quemador., así como confirmar que el bloque de motor no esté afectado. También hemos de comprobar que los valores de presión son correctos. Además, tenemos que fijarnos en si existen fugas de presión del aire por filtros de aire tapados y en las tuberías de aire que pueden ocurrir cuando esta presión no llega correctamente al quemador.

Si existe este tipo de flamas, hemos de asegurar que la presión de gas se encuentre en el valor adecuado y que el filtro de gas esté limpio para evitar una caída de presión que pueda afectar al flujo.

Igualmente, en este aspecto, es importante revisar los diafragmas de reguladores de gas industriales, ajustar correctamente la válvula de control de aire y que no existan fugas en sellos o paredes del horno.

QUEMA INEFICIENTE DE COMBUSTIBLE

Se trata de revisar las presiones y los flujos de aire que recomienda el propio quemador. También habría que comprobar si existe algún daño en el bloque del quemador o en el estabilizador de la llama. Finalmente, habría que realizar una revisión en los tubos de aire y las boquillas del mismo quemador.

MALA CALIDAD DEL PRODUCTO

Tras verificar que la mezcla entre el aire y el gas en la combustión sea correcta, hemos de certificar que tampoco existen ni infiltraciones de aire por un ajuste incorrecto o por deterioro del aislamiento.

Podría deberse a su vez, por un control incorrecto de la temperatura o un daño en los termopares. También podría deberse a un ajuste de PID en ese control de la temperatura.

DAÑOS EN EL AISLAMIENTO

Puede deberse a un mal ajuste de la flama y que su longitud sea más larga de lo esperado y pueda tener contacto con el aislamiento. Hemos de asegurarnos de que ajustamos correctamente el gas y el aire, de que revisamos la boquilla y el bloque del quemador, después de asegurar que este está sellado correctamente y no haya fugas en él.

QUEMADORES QUE SE APAGAN

Si el problema es que el quemador se apaga, el primer paso es ajustar correctamente la relación de aire y combustible. Después, revisar que no existan daños en ninguna parte del quemador. Finalmente, hemos de revisar la señal del detector de flama para que esté dentro de los rangos de diseño.

SEGURIDAD

Si el problema es de seguridad, existen una gran cantidad de variables a revisar. Comprobar la baja o la alta presión del aire, así como la del gas y el interruptor de flujo de aire. Hay que asegurar que las válvulas de alivio estén en el rango correcto, así como el correcto funcionamiento del detector de la flama. 

Es importante revisar que las válvulas estén cerradas y el ajuste de los herrajes y actuadores con válvula de control. 

Hemos de revisar los arrancadores de los motores; han de estar protegidos por un alto amperaje.. Finalmente, revisamos el encendido y ajuste del piloto, y que la bujía y el cable estén en buenas condiciones. Miraremos que la secuencia de encendido esté de acuerdo con la NFPA-86 y la secuencia lógica del PLC.

Únete a los líderes industriales ya registrados para no perderte nada