AJUSTES DE LOS QUEMADORES

ENEGAS, es una empresa que vela por el buen funcionamiento de toda la maquinaria que interviene en el proceso de combustión. Uno de los protagonistas en el proceso de combustión son los hornos. Por lo que hay que cuidar y mantener en un estado óptimo, porque son delicados y una avería en ellos puede suponer el cierre de la empresa. Por eso, desde Enegas ofrecemos diferentes servicios para que el horno se mantenga en buen estado y funcione correctamente. 

Cómo prevenir averías

Hay gente que cree que un horno se compra, se instala y se pone a funcionar sin descanso hasta que un día se estropea y se compra otro. Pero esto no es así ni de lejos. Un horno se compra y se instala, pero además hay que asegurarse de que se mantiene en perfecto estado. Las revisiones periódicas son esenciales para asegurar el buen funcionamiento del mismo. 

Los hornos de combustión industriales, son elementos complejos que tienen infinidad de pequeñas piezas, que deben funcionar en perfecta sincronía. Si algo falla, todo el sistema se resiente y el horno deja de funcionar como debería o directamente se detiene. Por tanto, las tareas preventivas de mantenimiento pueden evitar paros de producción no deseados.

Hay casos en los que la avería de un horno puede tardar meses en solucionarse y hay empresas que no se pueden permitir meses de paro continuado. Para solucionar un parón no deseado, es necesario disponer de repuestos para así poder cambiar la pieza en el menor tiempo posible sin que se resienta lo más mínimo la producción. Esto es importante, porque los fabricantes tardan demasiado tiempo en entregar repuestos.

En Enegas velamos por el buen funcionamiento de tu horno y nos encargamos de revisarlo periódicamente para que no tengas ninguna incidencia. También disponemos de un gran stock de repuestos, para que ante cualquier imprevisto estés protegido y se detenga lo mínimo la producción. Hasta que no vives una avería real, no te das cuenta de que realmente la prevención es imprescindible.

Reguladores de gas

Cómo mejorar el proceso de combustión

El proceso de combustión que se realiza dentro de los hornos, es una reacción química. La combustión sucede cuando un hidrocarburo reacciona con el oxígeno, para producir CO2 y agua. Pero esta mezcla se puede optimizar para conseguir aprovechar al máximo los recursos y conseguir el mayor beneficio posible. En condiciones normales, el oxígeno que hay en el aire no es suficiente para quemar por completo todo el hidrocarburo. Aplicando un pequeño extra de oxígeno, conseguiríamos quemar por completo todo el hidrocarburo y, en consecuencia, una combustión perfecta en la que estaríamos siendo lo más eficientes posible.

Gracias al sistema de supervisión de Enegas, se podría además de inyectar oxígeno; reducir las emisiones de gases efecto invernadero o una optimización permanente de tu horno detectando y corrigiendo continuamente cualquier incidencia que se produzca en el proceso de combustión, entre otras cosas.

 

Cómo conseguir un mayor ahorro

El ahorro energético es algo esencial para aumentar los beneficios en la industria, más si cabe en los tiempos que corren, en donde la luz está por las nubes. La mayoría de empresas trabajan todo el año de forma continua, realizando una única parada al año. Esa parada se suele hacer precisamente para revisar la maquinaría que interviene en el proceso de producción. Lo perfecto sería realizar más de una parada, pero es entendible que las empresas no se lo puedan permitir.

Enegas tiene la solución, encargándose de esos grandes mantenimientos en donde es necesario revisar al detalle todos los elementos de los hornos de combustión. Aunque aparentemente el horno funcione como debería, en la práctica es muy común que no lo haga. A nada que una pieza no realice su función, los valores de control del horno no estarían en los niveles correctos y, por tanto, supondría un mayor consumo eléctrico (mayor gasto totalmente innecesario).

Reguladores de gas

Control exhaustivo de las emisiones

En esas paradas anuales, es fundamental realizar un análisis de todos los gases que se expulsan en el proceso de combustión. Aunque lo creamos o no, las instituciones gubernamentales no se olvidan de controlar los gases que emitimos y si nos pasamos de las emisiones permitidas hay problemas. Las multas por emitir más gases de los que se permiten a la atmósfera, son muy altas. Para muchas empresas, una multa de estas supondría el cierre.

Cuando un horno no funciona correctamente, es común que emita más gases de los que debería. Por eso es esencial controlar en el parón anual, los gases que el horno genera. Para cerciorarnos al cien por cien de que nuestro horno emite en todo momento los gases que debería. Este sistema sería el mismo que se utilizaría para inyectar oxígeno, pero en realidad tiene infinidad de aplicaciones y en cada horno podría realizar las funciones necesarias de control para que el horno funcione de manera correcta.

 

Seguridad 

Por supuesto, la seguridad es esencial para una empresa. Las normativas de seguridad sobre combustión están para cumplirlas, sino en una inspección se podrían tener problemas. Pero no solo hay que garantizar la seguridad por miedo a ser multados, los trabajadores de la empresa tienen que tener la garantía de que están en un entorno totalmente seguro.

 

En definitiva, desde Enegas ofrecemos distintas opciones para que las empresas puedan mejorar, controlar y prevenir averías en su proceso de producción. Ofrecemos nuestro sistema de supervisión que permite controlar en todo momento nuestro proceso de combustión y volverlo mucho más eficiente. Por otra parte, se puede seguir realizando paradas periódicas para la revisión de todos los elementos; logrando un perfecto funcionamiento de los hornos de combustión.

Únete a los líderes industriales ya registrados para no perderte nada